jueves, 4 de octubre de 2012

LAS OREJAS DEL OTOÑO EN PRINCETON


         Reconozco que hago ésta entrega de blog para terminar de quitárme de encima el enfado que arrastro desde anoche por la frasecita de Mitt Romney sobre España. En hora y media sólo nombraron dos países: España y Afganistán ¿Dónde estaba Obama, en el limbo?  Bueno, y también la hago para disfrutar, espero que sea un disfrute mutuo. Para empezar puedes ver a las ardillas. Llega el invierno y tienen que acumular energía.





        Deben tener cuidado porque el lobo está siempre al acecho.




     Como te he contado en otras ocasiones, aquí el otoño es una de las mejores estaciones. Los colores cambian día a día, siempre te sorprenden por su intensidad, su variedad. Vas por el mismo camino y todo es diferente. Cielo y tierra.






         Caminar, pedalear, mirar hacia arriba es una delicia.











     Mucho más tranquila, gracias ¡de qué sirven los enfados! sólo me queda enseñárte más otoño, maravilloso ¡el espíritu libre, nada ni nadie lo puede enjaular!












1 comentario:

Santiago Saiz de Apellániz dijo...

gracias por llevarnos de viaje. Muy buena la experiencia de esperar, aun sin resultado, aMichelle Obama. Pero las fotos de esta entrega son magnificas,. Un abrazo y disfruta.