sábado, 12 de octubre de 2013

BUENOS AIRES A LA VUELTA DE LA ESQUINA



       Desde que llegué a esta ciudad, tras más de 12 horas de vuelo, siento como si de verdad estuviera a la vuelta de la esquina ¡Tan cerca! Tengo la suerte, una vez más, de tener unos anfitriones de lujo que convierten cada día en un apasionante descubrimiento. La actualidad manda. Da la casualidad de que la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, está ingresada a tres cuadras de aquí, en la clínica privada Fundación Favaloro. Puedes ver el ambiente.

    


       
           El origen del nombre de Buenos Aires tiene una historia curiosa. Enlaza, además, tres ciudades con gran significado para mi. En el siglo XIV,  la ciudad de Cagliari, Cerdeña, por la que puedes pasear también en un par de entregas de éste blog, veneraba a una virgen sarda: Bonaira. Unos pescadores la llevaron a Sevilla y de allí Pedro de Mendoza la trasladó al Río de la Plata. Como el hombre tenía mucha devoción por ella, llamó a la actual capital de Argentina "Puerto de Nuestra Señora de Santa María del Buen Aire". Es cierto que muchos estudios hablan de la ubicación de la ciudad: una planicie abierta donde soplan vientos de todo tipo. Puedo asegurar que es espléndida, acogedora y un poco desconchada.






       Aquí ahora es primavera y se celebra la llegada del buen tiempo por todos los rincones. En Buenos Aires te sorprende el aspecto señorial de muchos edificios; recorres avenidas y podrías estar en París; sus cafés son legendarios; los teatros maravillosos.







      Esta noche el plan es ir a "los 36 billares" a escuchar en vivo y en directo a Lidia Borda, una de las mejores cantantes de tangos. Te adelanto una de sus piezas. Recorro Buenos Aires y me encuentro con su parte combativa, el papa por doquier.









     Y sorpresas. Estoy una mañana tomando fotos en la Plaza del Congreso y se acerca Marcus Joseph con su cámara: "¿Eres fotógrafo?"; "No, soy aficionada". De esa pregunta salió una larga conversación, café y cerveza incluída. Es de Haiti, estudiante de fotografía; la mente abierta; con enormes ganas de aprender, regresar a su país y ayudar a sus hermanos haitianos. Un placer haberte conocido Marcus. Sabes que te deseo lo mejor. Lo vas a conseguir.



  
       Si quieres ver sus fotos, sólo haz click en este enlace. Le gustará y se lo merece.


   


    ¿Una de balón? Salud y hasta muy pronto. 


6 comentarios:

Javier González dijo...

Muy bueno !!! Ya estábamos esperando nuevas entradas del blog. Te va a gustar Lidia Borda, es una de las voces nuevas más personales, con un repertorio fantástico.

silvia dijo...

Que maravilla Tana, parece que estoy en Buenos Aires, besosssssssss

Miriam Ortiz de Zárate dijo...

Qué buenos recuerdos de esa ciudad que, efectivamente, te hace sentir como en casa. Muchas gracias por compartirlo!
Que por cierto, no sé cómo suscribirme al blog y recibir tus entradas...

Borja dijo...

Tomo nota, es uno de mis viajes pendientes y ahora ha subido algún puesto. Disfruta y sigue contándonos. Ah, y que se recupere Cristina.
Besos

Maria dijo...

Que envidia¡¡¡¡¡me alegro un monton que puedas disfrutar de un pais tan maravilloso y de compartir estos ratitos.Un beso fuerte

charoj dijo...

Que diver...a donde mas vas a ir?