sábado, 22 de octubre de 2011

ANDANZAS EN NEW YORK II

        
        Gracias querido Forjas por situar la historia de la Reja en su contexto. Te agradezo de verdad el detalle y me alegra ver que el blog es un lugar abierto a todo y a todos. El tiempo debería ser como un chicle ¿te imaginas estirarlo o comprimirlo cuándo y cómo quisiéramos? Este "profundo" pensamiento viene a cuento porque me hace falta otro día para terminar de recorrer el Metropolitan; otro más para ir al bajo Manhattan y ver, entre otras cosas, a los "indignados" de la Plaza Zuccotti; un amigo me dice que no me pierda la isla Ellis para ver cómo llegaban y trataban a los inmigrantes; además de ir a Philadelphia; las clases; la fundación; nadar ahora que vuelvo a ser acuática. Lo intentaré. Pero vamos por partes. Estábamos a punto de subir al "Roof Garden", del Metropolitan, "adornado" con obras de Anthony Caro y unas vistas a las que tú pondrás, si quieres, los calificativos.



           El museo está pegado a Central Park. Vamos, si te parece, a echar una mirada alrededor.





         En el ático hay una pequeña barra, donde ¡venden bebidas alcohólicas! En este punto de cuasi éxtasis no sabía si decidirme por una martini seco o una copa de champagne. Escogí lo segundo y disfruté taaaanto de las vistas, la brisa, la tranquilidad que transmitían las personas que éstaban allí.







        Sí, es un sueño de libertad, de cómo se pueden compaginar la naturaleza y la arquitectura. Ya sé, visto desde las alturas, sin entrar en detalles ni interiores.






2 comentarios:

Santiago Saiz de Apellániz dijo...

Me ha encantado la mezcla de árboles y edificios pero ...¿No será el Campo Grande? un abrazo a todos, bloguera y comentaristas, disculpad la broma.

Angela dijo...

sólo decirte una cosa . . . . me dan ganas de llorar, de felicidad claro.
besos